Ciencia Regional: Probióticos como aditivos alimentarios

Ciencia Regional

PROBIÓTICOS COMO ADITIVOS ALIMENTARIOS

Probiotic-1

Los probióticos son microorganismos vivos que, agregados a ciertos alimentos, contribuyen a formar una barrera frente a gérmenes patógenos.

Tener una alimentación sana y balanceada trae muchos beneficios para la salud de las personas y ayuda a proteger de diversas enfermedades. Durante la última década el consumo de alimentos saludables y funcionales ha proliferado; es así como nuevos productos ricos en antioxidantes, fibras, probióticos y prebióticos irrumpen cada día en la industria de los alimentos.

Entre estos alimentos funcionales, los probióticos merecen especial atención. Son microorganismos vivos que se añaden a los productos con el fin de mejorar la población de bacterias intestinales beneficiosas, que actuán como una barrera frente a gérmenes patógenos. Según un informe de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y la Organización Mundial de la Salud, los probióticos desempeñan un papel importante en las funciones inmunitaria, digestiva y respiratoria, y podrían tener un efecto significativo en el alivio de enfermedades infecciosas.

Si bien existen pruebas científicas sobre el beneficio del consumo de probióticos para la salud, éstas no se pueden atribuir a nivel general sino que sólo a la cepa específica de estudio. En Chile se comercializan diversas cepas probióticas en alimentos, principalmente en productos lácteos y fórmulas para alimentos infantiles. El primer producto alimenticio con probióticos fue el “Uno al día”, una bebida láctea lanzada al comercio en 1998 por la empresa Soprole.

En la Región de Valparaíso, en el Centro Regional de Estudios en Alimentos y Salud (CREAS) se desarrollan diversas iniciativas de innovación tecnológica en este ámbito, entre ellas, un proyecto que potencia las propiedades de las pasas recubriéndolas con probióticos, otorgándoles así una funcionalidad adicional.

Las pasas son un alimento rico en antioxidantes –con un importante contenido de potasio, calcio, fibras y una gran variedad de vitaminas– que entre otras cosas ayuda a una buena circulación, regula la presión arterial y previene enfermedades reumáticas. Sin embargo, a pesar de sus beneficios, la ingesta per cápita en Chile es reducida. El sumarle un ingrediente funcional a sus propiedades le otorga un valor agregado en el mercado nacional e internacional.

Creas-1

CREAS es un centro de investigación que desarrolla innovaciones relacionadas a la alimentación y sus efectos en la salud.

Otro de los proyectos desarrollados por CREAS busca determinar la factibilidad de microencapsulamiento deLactobacillus como agentes probióticos en jugo de frutas, es decir, en un producto no lácteo.

El microencapsulamiento –altamente conocido en la industria de los alimentos– es definido como una tecnología de empaquetamiento de materiales sólidos, líquidos o gaseosos. Las microcápsulas selladas pueden liberar su contenido a velocidades controladas bajo condiciones específicas, y pueden proteger el producto de la luz y el oxígeno. Esta investigación implica el uso de un material específico que puede conferirle al probiótico resistencia a los jugos gástricos, protegiendo las cepas durante el tránsito duodenal e intestinal.

“Esta propuesta se basa en que los probióticos son microorganismos que deben sobrevivir a la condición de acidez del estómago, al ácido biliar, a compuestos antimicrobiales y enzimas degradativas antes de alcanzar su objetivo de regular la microbiota intestinal y ejercer efectos beneficiosos para nuestra salud”, explica la Dra. Araceli Olivares, investigadora del CREAS y responsable de ambos proyectos.

Considerando el crecimiento de la popularidad de los alimentos funcionales, uno de los desafíos que enfrenta el mercado de los probióticos es verse amenazado en el futuro por problemas relacionados con la demanda de los ingredientes y lavausencia de estándares de identificación y calidad.

“Es importante contar con alimentos con probióticos cuyo rótulo indique el nombre de las cepas presentes para que, en función de las propiedades que cada una entrega, los consumidores puedan diferenciar los productos disponibles”, concluyó la investigadora del CREAS.

Fuente documental:

Artículo “CREAS: Probióticos como aditivos alimentarios”

Autor: Centro Regional de Estudios en Alimentos y Salud (CREAS)

Article Categories:
Artículos de Ciencia Regional

Comments are closed.