Ciencia Regional: Plaga de la Mosquita Blanca

Ciencia Regional

PLAGA DE LA MOSQUITA BLANCA:

COMPRENSIÓN SISTÉMICA PARA UN CONTROL SUSTENTABLE

MosquitaBlanca-1

La mosquita blanca de los invernaderos (Trialeurodes vaporariorum), el terror de los agricultores.


Producciones de tomates, ajíes, pimentones, porotos, acelgas, paltas, lechugas, melones, kiwis y sandías, entre muchas otras especies vegetales cultivadas y silvestres, son dañadas por la plaga de la mosquita blanca, una de las más significativas a nivel mundial. En Chile está presente desde la Región de Arica y Parinacota hasta la Región de los Lagos; en la Región de Valparaíso, las comunas más afectadas son Quillota y Limache.

Estos insectos (Trialeurodes vaporariorum) causan daños en los tejidos vegetales, debilitando las plantas y afectando su productividad. Succionan la savia de las hojas, favorecen el desarrollo de fumagina –un hongo que se observa como una superficie negra que reduce la capacidad fotosintética de las hojas y la calidad del fruto– y también pueden ser vectores de virus dañinos. El impacto económico para productores hortofrutícolas es considerable.

Una de las mayores dificultades para el manejo de esta plaga es que su distribución no se circunscribe a límites de predios agrícolas sino que afecta transversalmente amplias zonas geográficas. Para hacerle frente, en el Centro Regional de Innovación Hortofrutícola de Valparaíso (CERES) se investiga la dinámica de la mosquita blanca recogiendo datos in-situ e integrando su hábitat como un factor preponderante.

MosquitaBlanca-2

El Dr. Jaime Verdugo fue integrado al CERES especialmente para enfrentar esta problemática.

“Queremos poner énfasis en la comprensión sistémica del problema y la solución. Visitar distintas zonas e identificar los sectores más infectados para conocer mejor esta plaga y generar estrategias de control más eficientes y sustentables”, explica el Dr. Jaime Verdugo, entomólogo de CERES.

El Programa de Manejo Territorial de Insectos de CERES realiza un monitoreo de la mosquita blanca en el valle de Quillota, para intentar reducir su ataque dentro de los predios y específicamente, en los sistemas de cultivo. En la primera etapa, mediante una red de monitoreo, se identificaron las zonas con mayor presencia de esta plaga y actualmente se trabaja en generar modelos matemáticos de predicción para minimizar los costos de control.

MosquitaBlanca-3

El CERES mantiene un monitoreo en tiempo real de la dinámica poblacional de la mosquita blanca en el valle de Quillota.

La red de monitoreo –que es una plataforma virtual mediante la cual la comunidad puede conocer en tiempo real la dinámica de plagas a nivel territorial– se ha basado en la participación de colaboradores, entre ellos productores y dueños de predios quienes han facilitado el acceso a sus terrenos para instalar puntos de monitoreo. Bajo el concepto de “Ciencia Cuidadana” CERES involucra a la comunidad en la participación y solución del problema mediante diversas acciones, entre ellas, colocar trampas de captura para el insecto, la participación de escuelas en la plataforma de estudio, y la educación en cadena.

Este nuevo conocimiento generará las bases para desarrollar acciones integradas a diferentes escalas territoriales, que movilicen la intervención de actores productivos, públicos y de investigación, promoviendo una cultura agroecológica con capacidad de respuesta y un escenario competitivo para la agroindustria. CERES plantea que la erradicación de plagas debe ser dinámica y armónica, sin afectar el ecosistema.

Puedes encontrar más información en:

Plataforma de Monitoreo Territorial de la Mosquita Blanca de los invernaderos:

www.ceresmtp.cl/proyecto.html

“Se Busca Mosquita Blanca”, capítulo de la serie radial “Somos un Paraíso para la Ciencia”, producida por el PAR EXPLORA Valparaíso y la Radio de la Cámara de Diputados de Chile:

https://soundcloud.com/exploravalpo/se-busca-mosquita-blanca-somos-un-paraiso-para-la-ciencia

Autor: PAR EXPLORA Valparaíso

Article Categories:
Artículos de Ciencia Regional

Comments are closed.